Tranvia

Tranvia

Su historia comenzó en 1925, en otro ferrocarril, el que iba de Onda al Grao de Castellón. Iban a ser el complemento de los automotores térmicos Simplex que el ferrocarril OGC compraría dos años después. Este era un tranvía más que un ferrocarril, ya que tenía que circular por muchas calles urbanizadas del Grao y Castellón y unía una zona bastante densa de población. A este ferrocarril se le apodaba cariñosamente "La Panderola". Cuando el ferrocarril OGC se cerró, seis de estos vagones fueron trasladados por E.F.E. a Gerona, dónde estuvieron un tiempo sin funcionar debido a la incompatibilidad entre los topes del SFG con los del OGC.

Ancho de vía 750 mm.
Alto de topes sobre el carril 600 mm.
Rodaje del vagón bogies
Diámetro de las ruedas 650 mm.
Distancia entre ejes

1.400 mm.

Distancia entre pivotes

8.200 mm.

Tara 11.500 Kg.
Longitud total entre topes 14.480 mm.
Longitud del chasis 13.500 mm.
Longitud de la caja 13.500 mm.
Anchura de la caja 2.000 mm.
Altura máxima del coche 2.600 mm.

En fecha 20 de junio de 1885, le fue concedida a D. José Puig de Bellacasa la concesión de una línea ferroviaria de vía estrecha de uniera Onda (en el interior de la Plana) con el Grao de Castellón (en la costa), pasando por Castellón y Vila-real, que recorrería el Camino Nuevo del Mar, y fue definitivamente puesto en funcionamiento el 13 de agosto de 1888.

Se terminó llamando "Compañía del Tranvia a Vapor de Onda al Grao de Castellón de la Plana". Se puede encontrar más información sobre dicho tren en La Panderola, artículo de internet realizado por Vicente Nicolau García.

Fotografía de Charles F. Firminger el 23 de septiembre de 1961

En el año 1925 se llegó al mayor tránsito de viajeros en el tranvía a vapor, por lo que se comenzaron a construir unos nuevos remolques para los automotores de expansión Simplex, que llegarían a La Panderola dos años después. En la foto de la izquierda se puede ver un vagón del tranvía con su color original verde oliva. A finales de los años 50, el OGC intentó electrificar la línea de tranvía y para ello quería reconvertir los vagones en automotores eléctricos, pero con el cierre de la línea en 1964. Estos vagones formaron la serie CCFH 1-6.

Fotografia de Les Dench el 17 de mayo de 1962

Su interior era típico de tranvía, ya que eran coches cerrados en los extremos con puertas de acceso en la parte intermedia del coche entrando a una especie de vestíbulo que comunicaba ambos compartimentos.

A la llegada al tren de San Feliu estuvieron un tiempo parados debido a la incompatibilidad de los enganches, como se puede ver entre la foto precedente y la actual.

Fotografía de Jordi Ibañez

En el interior de los compartimentos los asientos estaban dispuestos en forma transversal, en disposición 2+1 en cada fila y en el vestíbulo un par de bancos longitudinales entre las puertas de acceso. En total unos 36 asientos. Las ventanas eran de guillotina del tipo americano, con doce ventanas a cada lado y dos más en los testeros, en los cuales también había una puerta de intercomunicación con ventana de vidrio.

Foto de Jean Henri Manara en 1969

Estos coches hacían una longitud de 13,5 metros y pesaban 11.500 kg. Disponian de freno de mano mediante un volante que se alojaba en la parte del vestíbulo. Fueron reconstruidos en los talleres de Sant Feliu para adaptar la cinemática del enganche y a partir de entonces prestaron un buen servicio.

Como se puede ver en la foto no perdieron nunca su matrícula original ni los logos del OGC, también llamado "La Panderola".

Foto de Jean Henri Manara en 1969

Fueron construidos con chasis metálico, caja de madera revestida de plancha metálica con montantes laterales de hierro y techo de listones de madera con cubierta de lona o tela asfáltica en los talleres del OGC Las puertas laterales de entrada eran correderas y estaban combinadas con los reposapiés retráctiles.

Foto de Jean Henri Manara en 1969

Poco después de la entrada en servicio de estos vagones, y dado el excelente resultado que tuvieron, se realizó un proyecto de transformación de un automotor diesel. Para ello se aprovecharía el bastidor y la carrocería, que se adaptaba perfectamente, pero se comenzaron a dar largas desde los altos estamentos de EFE al proyecto, al que le llegó el final con la clausura de la línea en 1969.

Foto de Jean Henri Manara en 1969

Como todo el material del tren de San Feliu, también estos vagones fueron guardados para su preservación en los muelles cubiertos de San Feliu y Gerona. En la foto se puede ver en la parte central uno de los coches tranvía provenientes del O.G.C.

Foto de Jordi Budó

A finales del 69 se produjo el desballestado masivo de los vagones del tren de San Feliu de Guíxols. Se quemaba la madera y se aprovechaba el hierro. En la foto se pueden ver dos operarios en plena faena de desmantelado de un vagón. Como se puede ver, tras los operarios se encuentra uno de los coches tranvía, ambos están desmontando un bogie en las instalaciones de San Feliu de Guíxols.

Foto realizada por autor desconocido. Fondo del Archivo Municipal de Sant Feliu de Guíxols (AMSFG), Colección Moltó.

Demande:

Si vous avez des informations o photos que puissent être intéressantes d'un point de vue historique, s'il vous plaît, veuillez m'envoyer un e-mail, et je pourrai discuter avec vous. Procédez de la même façon, si le cas a été un échec de précisition, étymologique ou de traduction. Ce site n'a aucun but commercial.

The website encountered an unexpected error. Please try again later.